Inicio Últimas Noticias La cuenta atrás ya está en marcha

La cuenta atrás ya está en marcha

Una prueba que se ha ganado por méritos propios ser uno de los platos fuertes en el programa anual de la ciudad y que, en el día de ayer, tuvo lugar su presentación oficial en la Sala Capitular de la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, en el barrio de El Salvador.
Antes y, sirviendo como antesala, se realizó una visita por el templo para observar las pinturas románicas al fresco del ábside y el Cristo de los Gascones.

En la presentación hicieron acto de presencia distintas autoridades como el concejal de Deportes, Jesús Garrido o representantes de empresas patrocinadoras. “Me gustaría y ojalá así sea que esta prueba se realice durante otros 16 años más como mínimo. Para nosotros como prueba es un orgullo porque tiene el mejor arco de meta del mundo aparte de muchísimas peculiaridades como es ese paso por las 21 iglesias a lo largo de los 21 kilómetros y que, además, es una de nuestras propuestas fuertes para la candidatura de Ciudad Europea”, reveló un Garrido que también quiso agradecer a todos los patrocinadores que hacen posible cada año esta carrera.

Leer más de Segovia:  Modificaciones en los horarios de las líneas 11 y 12 del transporte público

Una edición que mantendrá intactas algunas tradiciones de la prueba, como serán que los trofeos que se entreguen a los ganadores sean figuras en barro de segovianos vestidos con traje regional o la ‘medalla finisher’ para todos aquellos participantes que finalicen la prueba represente un motivo segoviano, aunque en esta ocasión se tratará de un distintivo con un toque original e innovador a los modelos de años atrás, ya que será una Cruz de Malta en rojo (iglesia de la Vera Cruz) sobre un fondo circular metálico.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa ciudad de Segovia busca campeón universitario
Artículo siguienteChina, Arabia Saudí y Australia: pioneros en la revolución geocientífica
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.